/ Documentos del Observatorio / Análisis del Presupuesto de la Administración Pública Nacional 2017

Análisis del Presupuesto de la Administración Pública Nacional 2017

Instituto IDEP on Noviembre 12, 2016 - 10:41 pm in Documentos del Observatorio, Publicaciones

Elaborado por el Instituto IDEP (CTA, ATE) en octubre 2016.

Mesa de Trabajo:
Jaime Farji, Horacio Fernández, Samantha Horowitz, Gustavo Lahoud, Roberto Larosa, Alejandro López Mieres, Claudio Lozano, Tomás Raffo, Ana Rameri, Mariana Rivolta, Pablo Tiscornia.

1) A modo de presentación

Observando el presupuesto de la Administración Pública Nacional para el próximo año surge lo siguiente:

1) Medido a valores reales (siempre que decimos esto aplicamos como válida la proyección inflacionaria planteada por el propio presupuesto, si fuese mayor la inflación los valores reales serían inferiores), mientras los pagos por deuda pública (intereses) crecen un 10,9% los gastos sociales se incrementan un 8%. Cabe destacar que el aumento de la partida correspondiente a los pagos de la deuda pública es la de mayor aumento en el presupuesto para el próximo año.

2) Durante el año en curso, con una inflación del 40%, la inversión de recursos presupuestarios para el área social cae un 3% en términos reales. Por lo tanto el aumento que se verifica en el presupuesto del Gasto social para el 2017 es de apenas un 5% respecto al año 2015, mientras la partida correspondiente a la deuda crece respecto a dicho año en un 35% en términos reales.

3) Pero si además se considera que el gasto social tiene relación con el total de la población y particularmente con el número de personas en situación de vulnerabilidad, el aumento del gasto social medido en relación al aumento de la pobreza cae en términos reales un 5,3%. Por ende mientras desde finales del gobierno anterior la pobreza aumentó en un millón y medio de personas, Macri finaliza su primer año de gestión no solo con ese lamentable record, sino que propone un 2017 donde los pagos por deuda crezcan en términos reales un 35% y el gasto social en relación a la población postergada se reduzca en más de un 5%.

Al neutralizar el impacto que en el gasto social tienen los programas de Seguridad Social considerando que particularmente, el mayor dinamismo está concentrado en el pago a las Prestaciones Previsionales acrecentado por la denominada “Reparación Histórica” focalizado sólo en un conjunto de los jubilados y pensionados, la inversión social para el período 2015 – 2017 en términos reales ponderada por el cuadro de mayor pauperización social culminaría en una caída aún más pronunciada, del 18%.

4) El Presupuesto para el 2017 prevé una partida para pago de intereses por deuda de casi 250.000 millones de pesos. En tanto una parte de estos pagos corresponden a la denominada deuda intraestado, es decir pagos al ANSES y el Banco Central, restan para engrosar las cuentas de los acreedores privados $ 131.321 millones. De este modo, el presupuesto establece para pago de intereses tres veces el gasto que se destina para Promoción y Asistencia Social, quince veces lo que se lleva la función trabajo, una vez y media lo que se destina a Salud, siete veces el monto de recursos destinados a ampliar Agua Potable y alcantarillado, e incluso representa más del doble de lo que se destinará al Programa de Reparación Histórica a los Jubilados.

5) En este marco de desigual distribución de los recursos, el Gasto en Salud (pese a la promocionada Cobertura Universal anunciada por el gobierno) cae un 3% en términos reales, la partida para Educación y Cultura cae en un 2,5%, la función trabajo desciende un 11% y una magnitud similar se reduce lo correspondiente a Agua Potable y Alcantarillado. Las únicas partidas sociales que suben en el gasto social son Vivienda y Urbanismo (33,7%, Promoción y Asistencia Social (14,8%) y Seguridad Social (10,7%). Respecto a ellas corresponde precisar que las primeras dos son una parte muy pequeña del gasto social (Promoción representa el 2,9% y Vivienda el 1,9%). La partida de Seguridad Social pese a que crece en términos reales incorporando la reparación a una parte de los jubilados, solo recupera con su crecimiento lo perdido en el 2016. Pero, debe precisarse que este incremento se repartirá de manera desigual beneficiando solo a una parte de los jubilados (aquellos que se incorporan en la Ley de Reparación).

6) Respecto a la asignación universal y a las asignaciones familiares, pese a que el gobierno avanza en la cobertura incorporando un mayor número de beneficiarios (igual siguen sin protección el 21% de la población menor) el aumento en la cantidad de pibes cubiertos coexiste con la caída en el poder adquisitivo de las asignaciones durante el 2016 (perdieron entre un 10 y un 12%) que no se recuperaría en el 2017.

7) En el caso de lo previsto para el salario de los estatales, el maltrato oficial es importante. En un contexto donde los salarios estatales cayeron un 6,4 %1 en el curso del presente año, que se agrega a la caída que venían teniendo desde el 2011, el gobierno les propone pagarles un aumento del 9% en julio y un 8% en septiembre contra una inflación del 17% para todo el 2017. Es decir, les propone un aumento promedio de apenas el 7%, donde no tendrían aumento alguno en los primeros seis meses del año, y donde cerrarían el 2017 con un descenso en términos reales de un 2% adicional. En suma, el gobierno de Macri les propone a los trabajadores del Estado que al finalizar el 2017 su poder adquisitivo real sea entre un 10 y un 12% inferior al de comienzos de su gestión.

8) Por otro lado, se renueva una suma cada vez más abultada de exenciones impositivas que privilegia a sectores de mayor capacidad económica. Según el presupuesto para el próximo año esta suma será de $314.931 millones de pesos, lo cual implica un aumento de enorme magnitud respecto año anterior al pasar del 2,77% al 3,23% del PBI. Es necesario realizar una revisión de tales exenciones ya que existe un conjunto importante de estos rubros que agravan la regresividad distributiva al tiempo que desfinancian al Estado. Entre los más cuestionables son: la eximición del impuesto a las ganancias para la renta financiera y para magistrados y funcionarios judiciales que a esta altura ya resultan inaceptables, las distintas reducciones operadas en las contribuciones a la seguridad social, y muchos de los regímenes de promoción económica que esconden beneficios importantes a grupos económicos concentrados. Vale la pena también destacar el importante incremento que registra con respecto al año anterior lo que se deja de recaudar en concepto de Bienes personales (de 0,03 del PBI para el 2016 al 0,07 del PBI para 2017). En tal sentido solo a partir de una modesta revisión de estos rubros sería posible ampliar significativamente la recaudación pública para este año en $115.315 millones.

9) Luego de agravar el sufrimiento social de los argentinos hundiendo el poder adquisitivo y aumentando la pobreza, Macri finaliza el año aumentando el endeudamiento en cerca de 40.000 millones de dólares, comprometiéndose a seguir incrementando la deuda en los próximos años, y pagando durante el 2017 una cuenta de intereses que equivale a 680 millones de pesos por día, que representa 1 de cada cinco pesos que gasta la Administración Nacional , mientras deteriora el gasto social y el poder adquisitivo de los trabajadores.


Ver el documento completo.

Comments are disabled

Comments are closed.